Muroya se lleva dos seguidas

El piloto japonés habla de lo que supone ganar en casa dos carreras seguidas

Yoshi emocionó a sus fans

Es algo inusual ganar una carrera en tu país, con la atención extra de los medios de comunicación y todos los aficionados animándote. Todo esto añade presión. Ir y ganar dos veces en tu país, es un gran logro. ¡Sólo tres pilotos en la historia de la Red Bull Air Race han ganado dos o más carreras en casa hasta ahora!

Mike Mangold (Reno 2004, San Francisco 2005) y Kirby Chambliss (San Francisco 2006, Detroit 2008) han ganado dos carreras en su país y Paul Bonhomme ha ganado tres (Longleat 2006 y Ascot dos veces, 2014, 15). Así que cuando Yoshihide Muroya cruzó la Puerta Final en Chiba el domingo pasado se unió a un club muy exclusivo, ya que se convirtió en el cuarto piloto que ganar dos veces en su propio país.

Muroya está en la mejor forma de su vida. Ha ganado dos de las tres carreras de esta temporada y está al frente de la clasificación del Campeonato del Mundo. Cuando salió de la cabina de su avión el domingo, un Muroya visiblemente emotivo se apresuró a agradecer a todos por su éxito. "Me gustaría dar las gracias a mi equipo, mi familia, mis patrocinadores y a los organizadores que año tras año traen la carrera a Japón", dijo. Tener una carrera en su país significa mucho para Muroya. "Ahora hay una enorme base de fans en Japón, que ha crecido muy rápido en los últimos tres años, digamos que añade una gran presión, pero también es de gran ayuda. Tengo 90.000 personas animándome; son mi viento de cola", añade.

Al igual que Paul Bonhomme ha dicho en el pasado, las carreras en casa no son fáciles. Los pilotos sólo quieren volar, y tras la carrera, Muroya coincidió con el piloto británico. "No es una situación fácil para un piloto correr en casa, tenemos que manejar el interés de los medios y los aficionados. Es parte de mi trabajo, pero hace que la concentración sea realmente difícil, pero lo hice y sé cómo hacerlo. Así que estaremos bien para el año que viene", explicó Muroya.

Muroya ahora se encuentra en lo más alto de la clasificación con 30 puntos. Martin Sonka también tiene 30, pero está en segundo lugar debido a que sólo tiene una victoria en lo que va de temporada. El actual campeón del mundo, Matthias Dolderer, está siete puntos por detrás. La última vez que dos pilotos empataron a puntos en la cima de la clasificación después de tres carreras fue hace dos años. Paul Bonhomme iba primero y Matt Hall era segundo, ambos con 25 puntos, pero Bonhomme acabó ganando su tercer título al final de la temporada. Muroya todavía no está pensando en eso. "Por supuesto, hay otras cinco carreras por delante, así que quedan muchos puntos. La temporada acaba de empezar, pero si seguimos a este ritmo y estamos en la Final a 4 en cada carrera estaremos en una buena posición de optar a todo al final de la temporada. Ese es nuestro objetivo, ser consistentes en cada carrera", explicó Muroya.

"Creo que puedo ser el campeón del mundo, voy a seguir entrenando y volando para ello. No vamos a cambiar nuestra táctica. Tal vez será este año, si no, vamos a intentarlo el próximo año. No estoy pensando en parar si consigo ser Campeón del Mundo", concluyó.